Sobre Nosotros

Todo empezó cuando decidimos que el entorno en el que vivíamos, por su ubicación, apenas 1km del centro de Oviedo……

Nos daba unas posibilidades de futuro que teníamos que aprovechar

Conté  por aquel entonces con la ayuda de mis padres que fue imprescindible y absoluta. La construcción la hicimos mi padre y yo, con apenas recursos, él tenía conocimientos y yo muchas ganas  e ilusión e hice todo cuanto él me decía. Entre los dos construimos todo desde el cimiento hasta el tejado.

Como dice un sabio “Vale más estar dispuesto que estar preparado 🙂

Yo solo contaba con las ganas que eran muchas y la juventud, ya que de aquella tan solo contaba con 22 años, la experiencia no era mucha para la etapa que me esperaba, pero lo suplió las ganas, el trabajo y el privarme de cosas – propios de la edad-. Mis comienzos fueron en LA GRUTA, una auténtica escuela de hostelería en la que salieron excelentes profesionales que a día de hoy regentan y dirigen muchos sitios de prestigio en Oviedo y fuera de él. No solo te enseñaban a hacer las cosas bien, sino a depende qué situación te surgiese, tomar la mejor decisión, que era siempre “mirar por el cliente”

“Jornadas Infinitas

Todo esto no podía haber llegado  a donde está, sin la abnegada ayuda de mi mujer.

Nos conocimos con el restaurante recién abierto. Sufrimos juntos los inicios de la aventura y todo lo que conlleva. 
Jornadas interminables, 
preocupaciones,  y una interminable lista de trabas en el camino, que lejos de recordarlo como tal, estaremos agradecidos toda la vida por la gran escuela que nos impartió…..

 

 

Al no tener la mayoría de equipos y máquinas que actualmente nos facilitan la tarea en cocina el trabajo provocaba jornadas eternas ya que después de cerrar había que fregar a mano, pelar patatas a mano etc.

Resultaba hasta romántico….era el momento que aprovechamos para charlar. Es evidente que en aquel entonces, ni pensar en vacaciones, días de descanso…etc

Lentos pero Seguros, fuimos mejorando todo en su conjunto. Llegamos a olvidarnos de la rentabilidad que todo negocio debe de tener debido a la obsesión que teníamos en la mejora continua y poder crear así un negocio sostenible en el tiempo. Es bien sabido, que una gran siembra siempre produce una gran cosecha.

Poco a Poco nuestra fiel clientela se hacía cada vez mayor y nuestra exigencia como negocio a su vez, razón que hos hizo aumentar el personal.

Nos gusta el buen hacer. Creemos que la calidad que yace en nuestro negocio, desde nuestros humildes comienzos, se ha forjado como un hábito que consideremos y estamos seguros es lo que hace que un negocio sea sostenible en el tiempo.

En restaurante LOS CORZOS puede disfrutar “Excelente Calamar Fao 27, Pulpo Gallego o de la Costa Asturiana, Lubina Salvaje, Auténtico Pixín Negro o nuestras Exclusivas carnes de BUEY o FRISONA, SIMENTAL, ANGUS….Secreto Ibérico..

¡Si ya nos conoce; está Usted en su casa y sino venga a visitarnos;
¡Estaremos encantados de Conocerle!

Somos – Bárbara y  José  –  y todo nuestro equipo del restaurante LOS CORZOS

 

 

Reservar Mesa